Close Menu
Kreamarket

NO Mobile

Estás leyendo

Panorama | Falsificación de medicamentos: un riesgo creciente parala salud global

Compartir

Lainco
Índice

La falsificación y el comercio ilegal de medicamentos constituyen una grave amenaza tanto para la salud pública como para la economía a escala mundial. Datos proporcionados por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto de Seguridad Farmacéutica (PSI, por sus siglas en inglés) confirman una tendencia ascendente en este tipo de delitos, que han hallado en Internet un medio rápido y eficaz para llegar a los pacientes.

Según la OMS, alrededor del 10,5% de los medicamentos disponibles en los países en desarrollo son de calidad subestándar o falsificados. Estos delitos tienen repercusiones graves tanto en la salud de quienes los consumen, pudiendo ocasionar enfermedades graves e incluso la muerte, como en la economía y los sistemas de salud. De hecho, este organismo estima que las naciones con ingresos económicos bajos y medianos gastan alrededor de 30.500 millones de dólares en estos fármacos.

Algunos datos

El Instituto de Seguridad Farmacéutica ha estado recopilando datos sobre episodios relacionados con la falsificación, el desvío ilegal y el robo de medicamentos durante los últimos 20 años.

En 2022, esta organización internacional sin ánimo de lucro registró un total de 6.615 incidentes relacionados con delitos farmacéuticos, un 10% más que el año anterior, cuando se alcanzó el dato más alto documentado hasta la fecha, con un aumento del 38% con respecto a 2020. El 71% de las medicinas incautadas se destinaron a uso comercial, mientras que sólo el 19% se consideró para uso personal debido a su escaso volumen.

En total se identificaron 2.170 fármacos diferentes que abarcaban todas las categorías terapéuticas, un 25% menos que en 2021. Los más falsificados fueron los medicamentos genitourinarios, para el sistema nervioso central, antiinfecciosos, citostáticos y musculoesqueléticos.

A nivel geográfico, los incidentes aumentaron en todo el mundo según las categorías regionales establecidas por los Estados Unidos, que son por las que se guía el PSI, y se vieron involucrados un total de 141 países. De los 6.615 casos detectados, el 45,8% se dio en Norteamérica, el 26,2% en Asia, el 14,1% en Latinoamérica, el 12,5% en Oriente Próximo y el 9,8% en Eurasia, mientras que Europa representó el 4,2% y África el 2,8%.

El PSI destaca que las regiones con más incidentes no son necesariamente aquellas con sistemas de control e inspección más deficientes. Según sus conclusiones, los países que identifican de manera más eficaz este tipo de delitos son aquellos que disponen de los recursos necesarios para aplicar la ley y realizar las inspecciones requeridas por parte de los organismos sanitarios. Sin embargo, en otros, la falta de financiación o de estructuras gubernamentales sólidas dificultan a menudo la detección de medicamentos falsificados.

En este contexto, resulta relevante destacar que la región de Asia fue el escenario principal de la mayoría de las detenciones relacionadas con estos delitos, representando el 57% del total, que alcanzó las 4.172 personas arrestadas.

¿Dónde se adquieren los medicamentos?

Aunque la compra de medicamentos en farmacias online ha ganado popularidad en los últimos años, la mayoría de los pacientes aún prefiere acudir a una farmacia física para adquirirlos. Este dato se desprende de una macroencuesta internacional realizada por Statista Consumer Insights en 2023.

En España, por ejemplo, el 93% de los encuestados afirma haber comprado sus medicamentos en una farmacia física. Esta tendencia se observa también en otros países europeos como Italia (90%), Francia (88%), Alemania (80%) y Reino Unido (72%), aunque en Alemania casi cuatro de cada diez personas encuestadas admiten haberlos obtenido a través de Internet.

En el continente americano, la mayoría de los fármacos también se adquieren en farmacias físicas. En Argentina, el 92% de las personas se decanta por esta opción, frente al 17% que eligió comprar online. En Canadá, apenas el 9% de los encuestados prefirió la farmacia digital durante el último año.

¿Qué ocurre en Internet?

El Instituto de Seguridad Farmacéutica publicó en abril el segundo informe anual que ha realizado junto a BrandShield, empresa especializada en ciberseguridad, que ha recopilado datos sobre los delitos de este tipo registrados en Internet en 2023. El él se destaca la identificación y eliminación de 1.600 farmacias ilegales y de más de 6.900 referencias de medicamentos falsificados en redes sociales, sitios web y marketplaces.

Los medicamentos detectados se vendían, mayoritariamente, para tratar diversos tipos de cáncer, TDAH o diabetes, entre otras enfermedades.

Según el análisis de BrandShield, las redes sociales son uno de los objetivos principales para los estos delincuentes, donde se hallaron 3.968 registros de medicamentos ilegales durante el último año.

Facebook albergó el mayor número de fármacos (2.149), representando casi el 60% del total, y con un 250% más que la segunda red más utilizada, X (antes Twitter), con un 20,3% de cuota.

El resto de las redes sociales analizadas incluyen Instagram (11,8%), Reddit (3,6%), Pinterest (3%) y TikTok (1,3%).

Otro problema que surgió en Internet son las farmacias ilegales que se hacen pasar por centros oficiales y que ofrecen tratamientos fraudulentos para una gran variedad de patologías. Las más comunes fueron las que vendían fármacos para enfermedades digestivas, como pueden ser las úlceras estomacales (644 páginas cerradas en 2023), enfermedades metabólicas como la diabetes (279 sitios clausurados) y terapias hormonales como la terapia de crecimiento (277 webs eliminadas de la red).

Otras categorías detectadas incluyen el sistema nervioso central, con enfermedades como la discinesia (215 páginas webs), citostáticos para el tratamiento de distintos tipos de cánceres (92 sites) y manejo del dolor (61 webs). En general, el número de URLs de farmacias online ilegales aumentó aproximadamente un 14% desde el año anterior, pasando de 1.450 en 2022 a 1.655 a finales de 2023.

Por países, India ocupó el primer lugar con 992 referencias, superando a Indonesia (544), que fue líder el año anterior, y seguida por China (364). Brasil, Filipinas, México, Malasia y Polonia cierran la lista.

Para evitar la proliferación de medicamentos falsificados se requiere una respuesta coordinada a nivel internacional que fortalezca los mecanismos de control y regulación, también a nivel online, así como aumentar la concienciación pública sobre los riesgos asociados con la compra de medicamentos en canales no autorizados. Desde la OMS, por ejemplo, se adoptó una resolución hace unos años por la que se establecía un nuevo mecanismo de colaboración internacional entre los estados miembros para proteger la salud pública y fomentar el acceso a productos médicos asequibles, seguros, eficaces y de calidad. Desde esta institución se promueven acciones conjuntas en las que participen todos los actores implicados, como gobiernos, organismos reguladores, industria farmacéutica o sociedad civil.

Comparte esta entrada:

Halley
Lainco

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: