Close Menu
Ultra Adsorb

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias Actualidad | SEFAC pone en valor el papel de los farmacéuticos comunitarios para resolver las dudas sobre medicamentos

Compartir

Kreamarket
Índice

El paciente precisa de apoyo profesional en el manejo de sus medicamentos. El envejecimiento de la población, el aumento de las patologías crónicas y la polimedicación obligan a un esfuerzo creciente por parte de los profesionales sanitarios. Los farmacéuticos comunitarios son los profesionales sanitarios expertos en medicamentos más adecuados para resolver las consultas y las dudas de los pacientes y la población general sobre los tratamientos farmacológicos.

Desde la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) se quiere hacer constar las siguientes consideraciones tras haber conocido la iniciativa ‘ATENTO’, puesta en marcha por la Comunidad de Madrid (CAM), a través de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, y que consiste en un programa de atención telefónica para que los farmacéuticos de atención primaria (FAP) atiendan las consultas sobre medicamentos que les hagan llegar los ciudadanos tras concertar cita con la Unidad de Atención al Usuario (zona administrativa) de los centros de salud.

En opinión de SEFAC, esta iniciativa, y otras similares, no son eficientes y suponen un gasto público innecesario, intentando duplicar la labor que llevan realizando desde hace años los más de 55.000 farmacéuticos comunitarios cada día con los más de dos millones de personas que acuden a las farmacias a recoger sus medicamentos, recibir consultas o resolver todo tipo de dudas, tanto sobre sus tratamientos ambulatorios como sobre otro tipo de cuestiones relacionadas con su salud. De hecho, los farmacéuticos comunitarios resuelven más de 180 millones de consultas anuales, y ofrecen un innegable servicio público que permite tanto una accesibilidad amplia por proximidad y horario como una longitudinalidad de la atención, como la pandemia ha puesto en evidencia.

SEFAC afirma que «iniciativas como ‘ATENTO’, además de haberse llevado a cabo sin contar con los farmacéuticos comunitarios, no reúne las características asistenciales necesarias para atender este volumen de consultas, ni por la facilidad de acceso para el paciente (300 farmacéuticos comunitarios disponibles por cada farmacéutico de atención primaria, que atienden sin cita previa durante 24 horas 365 días al año), ni por la experiencia clínica basada en el conocimiento de las características del paciente y su entorno. Es más, generan unas expectativas inalcanzables del servicio como confusión en el paciente al complicar aún más el laberinto sanitario y en la práctica generar duplicidades ineficientes».

La asociación considera que la figura del FAP puede ser necesaria para desarrollar modelos de coordinación entre niveles asistenciales, fomentar guías de uso racional del medicamento entre profesionales y promover programas de educación a la población que son las tareas asignadas por ley y que están todavía por desarrollar, no solo en la CAM sino también en la mayor parte del país.

Además, las farmacias comunitarias tienen definidas por ley una serie de funciones, que permiten cubrir las necesidades de la población en relación a las dudas que puedan existir sobre los tratamientos. Algunas de esas funciones, que deben ser prestadas por los farmacéuticos comunitarios que trabajan dichas farmacias, en esta materia son:

  • La garantía de la atención farmacéutica, en su zona farmacéutica, a los núcleos de población en los que no existan oficinas de farmacia.
  • La información y el seguimiento de los tratamientos farmacológicos a los pacientes.
  • La colaboración en el control del uso individualizado de los medicamentos, a fin de detectar las reacciones adversas que puedan producirse y notificarlas a los organismos responsables de la farmacovigilancia.
  • La colaboración en los programas que promuevan las Administraciones sanitarias sobre garantía de calidad de la asistencia farmacéutica y de la atención sanitaria en general, promoción y protección de la salud, prevención de la enfermedad y educación sanitaria.

Desde SEFAC se afirma que «siempre se ha abogado por la colaboración con las autoridades sanitarias y con el resto de los profesionales sanitarios, especialmente en el nivel asistencial de atención primaria y comunitaria». Por este motivo, considera además que la relación entre los farmacéuticos comunitarios y los médicos y otros profesionales sanitarios de los centros de salud y de otros niveles asistenciales debería ser directa en todo aquello que afecte a la prestación farmacéutica y la salud de los pacientes que utilizan medicamentos y visitan las farmacias reforzando así la asistencia clínica al paciente sin interferencias. Por tanto, debería impulsarse una decidida colaboración con el resto de los farmacéuticos, sean de atención primaria o de hospital, cuando fuera necesario.

Otra de las observaciones de SEFAC es que se siga sin disponer de una vía de comunicación directa farmacéutico-médico, que permita resolver las incidencias que diariamente obligan al paciente a volver al centro de salud o a contactar con su médico. 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Cistina

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: